16 ago. 2019

Energía renovable para un estudio de tatuajes


Un estudio de tatuajes puede gastar mucha electricidad debido a que la totalidad de máquinas que se usan funcionan con electricidad. Se puede ahorrar dinero en este sentido de muchas formas pero, una de ellas, es utilizar energías renovables y sostenibles con el medio ambiente y así, además de rebajar nuestra factura de luz (o hacer que desaparezca), estaremos cuidando el planeta en el que vivimos.

Energía renovable para un estudio de tatuajes
  
Energía renovable

Es el tipo de energía que proviene de fuentes naturales que son, en teoría, inagotables, o bien porque es una fuente natural o bien porque contienen una gran cantidad de energía.

Aunque este tipo de energía necesita de maquinarias para convertir la energía que sea en electricidad, su uso es más ecológico y eficiente.

Además, son energías que reducen al máximo el impacto realizado en el medioa ambiente y nos dejan usar menos electricidad.

Pese a que existen muchos tipos de energía renovable como puede ser la eólica, hidráulica o la de biomasa, existen dos tipos que ya están al alcance del consumidor individual.

     Aerotermia:

Gracias a la aerotermia podemos extraer un setenta y cinco por ciento de la energía del aire y usarla para agua caliente o calefacción.

Si bien es un sistema que aún no permite el uso para el sistema eléctrico de una empresa, podemos quitarnos parte de la factura del agua caliente o la calefacción a través de este sistema. Por ahora, no es un tipo de energía que permita el autoconsumo.

Este sistema sólo requiere de la electricidad necesaria para que funcione el compresor, reduciendo en un setenta por ciento el uso de electricidad.

Es la mejor elección sobre calefacción ya que, además de ser renovable, es un 25% más económica que el gas natural y un 50% que el gasoil.

     Energía solar

Este tipo de energía consiste en la colocación de placas solares que utilicen la energía solar y la transformen en electricidad para el consumo de nuestro estudio de tatuaje, consiguiendo una energía más independiente, sostenible y económica.

Es cierto que la instalación de placas solares tiene un coste (que cada vez es menos elevado) pero va a permitir que nuestro estudio trabaje mediante autoconsumo, reduciendo a cero nuestra factura de la luz. Por esto, a largo plazo, es la mejor elección.

Además, se puede llegar a vender el excedente que tengamos de electricidad por lo que nos puede hacer ganar dinero.

Energía verde

Una de las opciones que tenemos para tener energía verde en nuestro hogar, aunque sea igual de económica que el resto, es contratar alguna de las comercializadoras que ya trabajan con energía verde como puede ser Iberdrola, que fue una de las primeras en comercializar con este tipo de energía.

Este tipo de energía se obtiene a partir de energía fotovoltaica,  eólica, hidráulica o de biomasa.

Las comercializadoras que utilicen este tipo de energía deben estar certificadas por la Comisión Nacional de Mercado y Competencia (CNMC), quién emite un Certificado de Garantía de Origen.

0 comentarios:

Publicar un comentario