6 jun. 2017

Tatuaje de jirafas

Entre los tantos tatuajes de animales que vemos generalmente, casi nunca aparece un tatuaje de jirafas... Pues bien, vamos a romper con esa racha en Fotos de Tatuajes, dejándoles un hermoso y tierno tattoo a color de una jirafa madre con una jirafa bebé mucho más pequeña!
En el tattoo se ve a la mamá jirafa lamiendole la cabeza a su pequeña jirafita hija, en un tattoo a color muy bien logrado y que causa mucha ternura!
Este tatuaje está en lapierna de esta mujer que decidió tatuarse estos simpáticos animales de la savana.
El contraste de los colores amarillos y marrones de las jirafas con el cielo celeste con nubes blancas es realmente muy bonito y llamativo, sin  dudas un hermoso tatuaje de animales!
Antes de dejarlos con la foto del tatuaje, vamos a aprovechar este espacio para contarles algunas cosas sobre este hermoso animal.

Las Jirafas son de los animales más interesantes y curiosos que existen, no sólo por su extraña forma y tamaño, que suelen convertirla en la favorita de los niños al ir al Zoológico, sino en numerosos aspectos de su anatomía.
Las jirafas viven en África y son la especie animal viviente más alta, los machos pueden llegar a medir 5,5 metros de altura, con un peso de 900 kilogramos.
Su nombre común proviene de la palabra árabe ziraafa o zurapha que, como supondrán, significa alta. El nombre científico es Giraffa camelopardalis. Pertenece a la familia Giraffidae en la que sólo está junto al okapi del que ya hablamos aquí en Natura Curiosa. Hace poco se descubrió que las jirafas se dividen en seis especies, dos de las cuales están al borde de la extinción.
Aunque no lo crean, su largo cuello no es diferente del nuestro, o sea, no tiene vértebras extra, sino que sus siete vértebras son más alargadas. El cuello las jirafas suelen usarlo para muchas cosas, como por ejemplo el combate. Sus luchas consisten en chocar los cuellos.
Por culpa de este cuello largo, debe tener un corazón enorme, que bombea sangre al sobre de la presión sanguínea normal en otros mamíferos de gran tamaño. Esto para que pueda llegar sangre a su cerebro.
Por su sistema circulatorio corre la sangre a gran presión, por lo que la cabeza de la jirafa debería explotar cuando se agacha, por el exceso de sangre. Pero no lo hace porque en lo alto del cuello tiene un sistema de regulación de la presión que le permite bajar la cabeza para tomar agua.
Esta misma super presión sanguínea no sólo debería volar su cabeza cuando se agacha, sino que sus patas, que soportan la gran presión de la sangre y de la gravedad, deberían sangrar todo el tiempo por los poros. Pero también está prevenida para esto, por supuesto, con una piel muy gruesa y ajustada en sus extremidades inferiores
La nariz de las jirafas también es curiosa, ya que sus fosas nasales pueden cerrarse a voluntad, para que no le entre polvo cuando los vientos soplan fuerte.
Una curiosidad de comportamiento es que cuando envejecen buscan la soledad, se apartan de los grupos que pueden llegar a 30 jirafas jóvenes.
Algo interesante, también, es que las jirafas son el mamífero que menos duerme. Apenas un promedio de 2 horas al día, pero a ese promedio llegan con pequeñas siestas de entre 5 y 10 minutos.
Su forma de comunicación también es curiosa, ya que las jirafas suelen ser silenciosas, aunque sólo para el oído humano, ya que muchos de sus llamados son a través del infrasonido. Aunque se la puede escuchar con su canto (tos) de cortejo. No producen otros sonidos, ya que no poseen cuerdas vocales.
Las jirafas pueden comer hasta 65 kilogramos de hojas al día. Lo curioso es que toda esa comida la mastican varias veces, pero no de una misma vez. O sea, como rumiantes que son, mastican la comida, la tragan, la procesan, y la regurgitan nuevamente hacia la boca para volver a masticarla. En una vaca uno no se sorprende, pero en un animal con semejante cuello sí.
Su lengua, negra, es extremadamente larga, 50 centímetros, para poder rodear y romper ramas, incluso rodean y rompen las espinas más fuertes. La lengua también le permite limpiarse las orejas, como su pariente el okapi.
Las jirafas suelen vivir muchos años, entre 20 y 30 años, y también es mucho el tiempo que pasan dentro de su madre, ya que la gestación dura entre 14 y 15 meses. Ya vimos aquí, cómo dan a luz las jirafas. Las “pequeñas” crías, suelen medir 1,8 m de altura, y a las pocas horas ya están correteando, sin distinguirse de una cría con varias semanas. Aunque son muy protegidas por sus madres durante sus primeros tiempos, y no en vano ya que entre el 25 y el 30 por ciento de las jirafas suelen llegar a la adultez.

Bueno, ahora sí, terminamos con el espacio de información y pasamos a regalarles este hermoso tatuaje de dos hermosas jirafas tatuadas a color en el muslo de esta persona,

Tatuajes de animales : Tatuaje de jirafas

Tatuaje de jirafas

0 comentarios:

Publicar un comentario